El porque

A primeros del año 2000 decidimos que nuestra paternidad no pasaría por agresivos procesos de infertilidad sino que queríamos una paternidad serena y empezamos los tramites de adopción de una niña en India, aunque nunca imaginamos que nuestra vida ya estaba ligada a Laura Yu y que debíamos pasar por estos duros años de espera para por fin un día poder abrazarla. Llegamos a nuestro destino de Castellón a Chongqing, éramos padres.

viernes, 24 de abril de 2015

Jueves 19 de mayo de 2005


Esta mañana te has levantado un poco pachucha, creo que son las muelas que están saliendo y te están haciendo sufrir bastante, así que en lugar de revisar las actas de adopción que nos ha entregado ya María a la hora del desayuno nos hemos ido a dar un paseo.

Hemos aprovechado para llevar las dos cámaras desechables que mandamos al orfanato a revelar, tengo muchísimas ganas de ver que fotos te han hecho.

Ha sido duro ver al principio las fotos, pensar en todo el tiempo que no has estado con nosotros ni nosotros a tu lado, me resulta difícil encontrar las palabras para poder hacer entender el cumulo de sensaciones que despertaban con cada foto, la alegría de verte sonreír y la pena no no estar ahí.

Mi preciosa niña, tan querida y deseada, tan amada desde hace tanto.




Poco a poco los tres nos vamos acostumbrando a estar juntos, tu ya te ríes de las payasadas de papa y te gusta que te tenga en brazos. A mi me gusta veros juntos saber que tu ya nos estas empezando a adoptar. Me encanta oír tu risa, notar tus manitas en las mías. Es fácil llenar paginas explicando lo que sientes y sin embargo no hay palabras para poder expresar realmente lo que sientes.

Hoy nos espera un día lleno de actividades, aunque la mañana la tenemos tranquila para pasear y conocer Chongqing. Incluso hemos podido conocer la ciudad antigua. Desde luego un lugar muy complicado para moverse con carrito y sin embargo me ha encantado callejear por el barrio.
















No hay comentarios:

Publicar un comentario