El porque

A primeros del año 2000 decidimos que nuestra paternidad no pasaría por agresivos procesos de infertilidad sino que queríamos una paternidad serena y empezamos los tramites de adopción de una niña en India, aunque nunca imaginamos que nuestra vida ya estaba ligada a Laura Yu y que debíamos pasar por estos duros años de espera para por fin un día poder abrazarla. Llegamos a nuestro destino de Castellón a Chongqing, éramos padres.

martes, 9 de agosto de 2011

Miercoles, 18 de mayo de 2005

Ha amanecido con lluvia, asi que han aplazado la excursión al Palacio del Pueblo de Chongqing para esta tarde. Y para pasar la mañana nos hemos ido de compras por la zona y lo primero que hemos comprado ha sido unos chubasqueros naranja butano.(nota: seis años después esos chubasqueros nos siguen acompañando en perfecto estado)

Nos hemos decidido entrar a comer en un restaurante que había en una callejuela mas o menos o no cercana al hotel, seguimos sin saber si tienen o no tenedores porque lo hemos dibujado, dicho en ingles y en lo que pensamos que era chino y nada de nada, tu padre a tenido que comer con la cuchara de loza de la sopa.



A las dos ya estabamos de vuelta en el hotel, seguía lloviendo pero como creo que aún no tienen cogida la medida a los españoles y se piensan que nos tienen que distraer como si fuesemos americanos o alemanes y no ven que nosotros con tener una cerveza, refresco y cuatro papas nos sentamos de tertulia tranquilamente sin necesidad de que nos lleven como locos de aqui para allá.


Nos subieron al autobus y camino del Palacio del Pueblo, en su día debió de ser concebido como un teatro que ahora utilizan basicamente como centro de convenciones del partido.


Delante tiene unos jardines preciosos y  nos han contado que las noches de verano hacen baile, a los chinos les encanta el arte y por lo tanto bailar.


 Hemos comprado en la tienda que tiene unas hojas de bambu pintadas a mano y plastificadas, muy bonitas.

De vuelta al hotel Maria (nuestra guia) nos ha propuesto hacer una excursión nocturna por el río Yantse para ver Chongqing de noche.


Hubo un momento en el que me arrepenti de haber ido, para llegar al barco habia que pasar por una psarela sin barandilla ni nada mantenida a flote con unos bidones y que tenía mas de 30 metros de larga, la corriente del río ni te cuento, el sentido común se quedo en casa con Dina (la perra). No me resulto una situación agradable llegar hasta el barco y luego la cantidad de escaleras, que con el carro es un poco rollo sin embargo ha permanecido con cariño en el recuerdo, simplemente porque era algo que hicimos contigo.



Nos sentaron en esa terraza, con unos mosquitos que parecían elefantes y cuatro  borrachos en la sala de dentro deleitandonos con el karaoke. Menos mal que sacamos el picnic, todo embutido español y la cosa se animo mucho.

Fotos del día:










7 comentarios:

  1. ¡¡Que historia más bonita y emotiva!!
    Váis ha ser... qué digo, sóis unos padres envidiables.
    Un besote grande para los tres, Ángeles

    ResponderEliminar
  2. Es una hermosa historia de amor, felicidades! Tengo amigos que han adoptado, esperando unos 8 años, dicen que la ley cambiará en Argentina, eso espero, hay muchos niños en la calle y esperando padres, pero los procesos legales son horriblemente lentos. Vivo en EEUU y acá las adopciones no llevan más de dos años máximo. Tengo amigos con hijos propios y que también han adoptado, he visto a los niños adoptivos crecer y cómo se adaptan. Por otro lado, conozco bien a la comunidad china, trabajo habitualmente con ellos. Un beso,
    Myriam

    ResponderEliminar
  3. Lo maravilloso son las toneladas de amor que nos regala cada día.

    Muchas gracias por vuestra visita, bienvenidas a este pequeño trozo de mi corazón.

    besitos

    ResponderEliminar
  4. Chica estoy sin palabras, super emocionada... es bellisimo este documento , nunca dejes de escribirlo, es algo que tu hija deberia guardar toda su vida, impresionante... Un beso para todos! Adela. Te voy a seguir aqui...

    ResponderEliminar
  5. Lo voy escribiendo poco a poco aqui, pasado de la libreta en la que fue escrito cada noche justo antes de dormir.

    Un abrazo, Mónica

    ResponderEliminar